Panamá, la ciudad de las dos almas (I)


.

“Parece que si el mundo hubiese de elegir su capital, el Itsmo de Panamá sería señalado para este augusto destino, colocado como está en el centro del globo, viendo por una parte el Asia, y por el otro el África y la Europa

Simón Bolívar

.

Cartagena de Indias, Colombia, 8 de agosto de 2010.

Yo quería contarles algo sobre Panamá. Porque lo primero que ve uno al llegar a esta ciudad es un enorme desarrollo urbanístico, decenas de rascacielos por todas partes imponiéndose sin tregua en los barrios de la capital, y uno se pregunta si en Panamá no saben que estamos en crisis. Las grúas se elevan hasta las nubes para tratar de construir el edificio más alto, más fuerte, más bello. El primer puesto se lo daría a la majestuosa torre del Global Bank, pero no creo que dure mucho en el ránking, por la velocidad a la que van las cosas. Es el signo de los tiempos.

El problema es que no encontraba el punto del reportaje, y renuncié pronto a la tentación de meterles un ladrillo pintado y barnizado. Me debatía entre una selección de fotos de rascacielos y otra de guaguas -son verdaderamente peculiares, con dibujos de doncellas y samurais- pero no me parecía demasiado ambicioso.

La vibración me llegó en la visita del ministerio de Exteriores, un antiguo colegio y convento, completamente remodelado y abierto al mar. El complejo también alberga la Sociedad Bolivariana de Panamá, y es ahí donde se solucionó mi problema: Bolívar planteó, como presidente de la Gran Colombia, la creación de una federación americana con sede en el itsmo. Me resultó curioso cómo de repente de conjugaban dos almas en este lugar, una la del pasado bolivariano, otra la de expresión máxima del liberalismo financiero.

Todo lo anterior es para distraer un poco y decirles que no me ha dado tiempo de escribir lo que quería, pero si tienen paciencia y ponen un par de velas a la Virgen del Pino, en un par de días estará terminado. Mientras tanto aprovechen los rayos solares para ir al apartamento del sur o de Torrevieja con familia y suegros, y volver aquí con ánimos renovados. Amén.

Anuncios

Una respuesta to “Panamá, la ciudad de las dos almas (I)”

  1. Francisco Marquez Says:

    wow…Carlos, no sé realmente que decir. Tu visita al Palacio Bolivar donde alberga el Ministerio de Relaciones Exteriores, fue algo improvisto… parece que el recorrido fue lo suficientemente amplio para despertar tu interés en hacer un analisis de la situación panameña; desde tu punto de vista, mmm… Espero leer proximamente la segunda parte para ver tus consideraciones de tu visita a Panamá.

    Por cierto, debo aclarar que:
    – el nombre de Noriega no es Enrique, es Manuel Antonio.
    – las tropas de Estados Unidos debian salir de Panamá, de acuerdo a los Tratdos Torrijos-Carter firmados en 1977, para la devolución paulatina del Canal y áreas adyacentes, no tiene nada que ver con lo ocurrido en 1989.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: