Posts Tagged ‘Coco’

Cómo no se debe abrir un coco

17/04/2010

Todo empezó como empiezan estas cosas, con una prohibición. “Prohibido bajar cocos”, rezaba el cartel en el tronco del cocotero, de madera y pintado en letras rojas. Un impulso me hizo ir a por el árbol, pero antes busqué un coco en la arena. La playa de Tulum, típica de postal, aparecía con nubes aunque reinaba un calor saturado de humedad. Antes me había bañado para comprobar lo que tiempo atrás me comentó un cubano sobre las playas del Caribe. “Cuando no hace sol, se está mejor dentro del agua que fuera”. El agua estaba desde luego más buena que en Las Canteras, y yo mucho más a gusto que en la mayoría de la piscinas en las que he entrenado. Qué pena no poder jugar aquí un partido de waterpolo, pensé.

Yo creía que los cocos caían ya duros del árbol, como los compramos en el super. Obvio, ¿no?. Por eso, cuando ví un coco blando en la arena dije, esta es la mía, soy un hombre tocado por el destino. Busqué una herramienta para abrirlo, y encontré un trozo de plástico negro con forma de cargador de kaláshnikov y afilado por los extremos. Perfecto, pensé, y empecé a rasgar el coco. Una pareja pasó a unos diez metros, cerca de la orilla. Vi cómo me observaban, pero yo seguí a lo mío. Sentí que me tomaban una foto, y ahí sí que empecé a verme a mí mismo como un neandertal desesperado en busca de su alimento.

Al poco vi que la brecha del coco ya era grande como  para meter las dos manos y abrirlo de una vez. No pude. Pero dos o tres minutos más tarde, cedió.

La primera sorpresa es que estaba vacío, no tenía agua.  La segunda, que el verdadero coco estaba bajo ‘lo blando’. Vale. La tercera, la forma en que quedó la parte principal, cuya forma de casco mongol reproduzco en la imagen.

Hay dos buenas noticias. Laprimera es que el cielo por fin comienza a abrirse y a salir el sol. Mañana empezaré a visitar algunas ruinas mayas, empezando por las que están aquí cerca, en Tulum. La segunda, que saqué algunas fotos graciosas en la playa, como la de aquí abajo.

PD: al mediodía, durante el almuerzo junto a la carretera, estuve hablando con dos empleados que con su camión cisterna suministran el agua potable de esta zona. Teminamos hablando de las próximas elecciones de esta departamento, Quintana Roo. ¿A quién van a votar?, preguntó al lado un viejillo. ¡Al que menos dinero tenga!, contestó uno de ellos. Sabiduría popular.