Posts Tagged ‘Sandinistas’

Nicaragua, la revolución humilde

20/07/2010

.

Ayapal, Nicaragua, 20 de julio de 2010

Aunque el comandante Daniel Ortega se esforzaba en medio del escenario por mostrar la bandera nacional -“ésta es la madre”, dijo-, lo que inspiraba este lunes a casi medio millón de personas en la plaza La Fe, en Managua, era la rojinegra del Frente Sandinista.

Se celebraba el 31 aniversario del triunfo de la Revolución nicaragüense, la huída del dictador Somoza y su familia ante la acción guerrillera. Con este motivo, el 19 de julio no hubo diferencia entre el Ortega sandinista y el Ortega presidente. Dicho de otro modo, se diluyeron las fronteras entre partido y Estado.

Fue una celebración muy a lo cubano, con un escenario enorme y jóvenes uniformados junto a viejos comandantes de la Revolución. Uno de los invitados de honor, y no por casualidad, fue Ramiro Valdés, vicepresidente de Cuba y héroe del 59 en la isla.

Daniel Ortega entró en escena a las cuatro de la tarde en una abarrotada Plaza de La Fe. Lo hizo con camisa blanca, gorra azul, pantalón oscuro y bajo el himno del Frente, de obligado conocimiento para cualquier sandinista. Todas las televisiones nacionales llevaban transmitiendo una hora, pues su esposa Rosario Murillo le había precedido en micrófono. La gorra, el himno, la señora, la retransmisión obligatoria, todo muy latinoamericano.

El presidente realizó un recorrido por los logros económicos de su mandato frente a la crisis, haciendo una apología de los subsidios. Citó al papa Juan Pablo II para atacar el “capitalismo salvaje que llevará a la destrucción de la Humanidad y del Planeta”, y aprovechó este punto para recordar los más de 20.000 kilómetros cuadrados “reconocidos” a los indígenas de la costa caribe para uso comunitario. Concluyó el discurso con varios vivas, con énfasis a las revoluciones de Cuba y Venezuela.

Pero por más que Ortega los cite como referentes, ni la situación de Nicaragua es la de estos países ni su discurso es el de Castro o Chávez; el ex líder guerrillero proclama el cristianismo y la no beligerencia con los Estados Unidos, diferencias de fondo con sus homólogos cubano y venezolano. “Nicaragua cristiana, socialista y solidaria” es el lema de su Gobierno.

Aún en su revolución humilde y pacífica, es cierto que Cuba y Venezuela son socios en eltratado de libre comercio ALBA, que incluye también a Ecuador y Bolivia. Y eso es una cuestión estratégica, pues se trata de los principales gobiernos latinoamericanos autoproclamados “socialistas”. El ALBA aporta ventajas importantes, una de las cuales es el combustible venezolano a bajo costo.

La historia reciente de Nicaragua es bien conocida. La guerrilla sandinista forzó una guerra contra la dictadura de la familia Somoza. EEUU financió al dictador y envió paramilitares, la famosa Contra, y la URSS ayudó a armar a los rebeldes. La Revolución triunfó, y tras un mandato militar de Daniel Ortega (1985-1990), se convocaron elecciones, pero los sandinistas no volvieron al poder hasta 2006. Las últimas elecciones, las locales de 2008, estuvieron salpicadas por acusaciones de fraude. EEUU y la Unión Europea suspendieron la ayuda al país por ese motivo.

Hoy, 31 años después, todo indica que la pequeña Nicaragua camina un sendero propio, más preocupada por salir de la pobreza que por las luchas de sus socios contra el imperio. Todo lo más, el líder sandinista habla de combatir el neoliberalismo, que aunque sepamos que está representado por los EEUU, no es lo mismo.

Una de las últimas iniciativas de Daniel Ortega ha sido suscribir, a comienzos de año, la Declaración Universal del Bien Común de la Tierra y de la Humanidad, un texto promovido por el ex presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel d’Escoto. En este texto se reitera que, de seguir con el sistema de vida actual, estamos condenados a desaparecer. Un cambio de mentalidad de esta índole sí sería una verdadera revolución y, por qué no, ojalá, pudiera ser encabezada por las nuevas generaciones en este país.